Esta mamá con cáncer asegura que su bebé le salvó la vida


Sarah Boyle comenzó preocuparse cuando su hijo Teddy se negó a tomar su leche materna

Para la mayoría de las nuevas madres, puede ser traumático si su bebé se niega a ser amamantado, pero en el caso de Sarah Boyle ella cree que eso fué lo que le salvó la vida.

Esta trabajadora de una centralita de 26 años de edad nos comenta que su hijo Teddy se angustiaba mucho y gritaba cuando ella trataba de alimentarlo, pero únicamente cuando le ofrecía su seno derecho.

Sarah Boyle dice que le agradecerá a su  hijo Teddy durante toda su vida por haber rechazado repetidamente su pecho derecho mientras lo alimentaba, ya que eso le ayudó a descubrir que tenía cáncer

Preocupada, fue a su médico de cabecera, el cual le derivó al hospital para hacerle una exploración mamaria y una biopsia. Dos semanas después se le diagnosticó cáncer de mama.

Enlace patrocinado

La señora Boyle, que vive con su esposo Steven, de 28 años, en Staffordshire, está recibiendo quimioterapia antes de someterse a una mastectomía.

“Teddy es mi héroe, si no hubiera sido por él yo nunca hubiera sospechado que tenía cáncer.”

“Mi consultor me dijo que la lactancia materna ayuda a la madre y al bebé. En mi caso hizo más que eso, me salvó la vida.”

Sólo dos semanas después de que el comportamiento de Teddy le indujera a que le hicieran una biopsia, Sarah fue diagnosticada con cáncer de mama triple negativa de grado 2

Sarah había notado por primera vez su bulto en 2013, pero los médicos lo descartaron pensando que era un quiste, pero cuando Teddy comenzó a rechazar su pecho ella volvió para realizarse un  nuevo chequeo

“Teddy obviamente notó que el sabor de la leche de mi seno derecho era diferente a la de mi izquierdo, así que la rechazó.”

“Mi consultor dijo que nunca había visto nada parecido y se sorprendió. Me dijo que era muy afortunada por haber decidido amamantar a Teddy, de lo contrario mi enfermedad podría haber sido descubierta demasiado tarde.”

La Sra. Boyle dijo que cuando Teddy nació en febrero del año pasado, él tomaba la leche de ambos pechos ‘fantásticamente bien’.

Cinco meses después del nacimiento de Teddy, Sarah notó que su seno derecho no funcionaba tan bien como el otro y que era más pequeño.

Y cuando Teddy tenía seis meses, dejó de alimentarse por completo de su seno derecho

Cinco meses después, notó diferencias entre sus pechos derecho e izquierdo, pero su asistente de salud le dijo que no tenía nada que preocuparse. Un mes más tarde, sin embargo, Teddy dejó de alimentarse del pecho derecho.

“Si le ofrecía ese pecho, él se asustaba completamente, se angustiaba mucho y gritaba.”

Sarah tiene planeada una mastectomía doble con cirugía de reconstrucción mamaria inmediata
Sarah dice que quiere animar a otras mujeres a que se hagan revisiones si tienen alguna preocupación con sus pechos

Ella había tenido un susto previo debido a un bulto que resultó ser un quiste benigno, por lo que cuando volvió a su médico de cabecera este le dijo que estaba bien.

Pero el problema con la alimentación continuó.

“Teddy simplemente no lo soportaba.”

“No tuve problemas con mi seno izquierdo, pero cada vez que lo intentaba con el derecho empezaba a gritar y se alteraba mucho. No quería acercarse a él.”

Cuando Teddy tenía ocho meses de edad, la Sra. Boyle volvió a su médico de cabecera y pidió que la derivaran para una exploración.

Enlace patrocinado

“Me sentí como si Teddy estuviera tratando de decirme algo. Era lo que podrías llamar el instinto de una madre.”

En noviembre del año pasado, se realizó una ecografía en el Royal Stoke University Hospital que reveló un problema relacionado con su quiste.

Luego se le realizó una biopsia, y dos semanas después se le diagnosticó una forma de la enfermedad que es extremadamente rara en mujeres jóvenes, conocida como cáncer de mama triple negativa de grado 2.

“Mi mente se colapsó.”

“Pero me sentí muy orgullosa de Teddy por llamar mi atención sobre el problema. El cáncer en el interior del quiste había estado creciendo durante tres meses, exactamente en el mismo momento en que Teddy dejó de alimentarse de mi pecho.”

El día en que le diagnosticaron, le dijeron que dejara de amamantar a Teddy para poder comenzar la quimioterapia. Ella está a mitad del tratamiento.

 “Fue triste perder mi cabello, pero he estado probando muchas pelucas diferentes y me siento cómoda alrededor de mis seres queridos, aunque esté calva.”

“Nunca imaginé que me diagnosticarían cáncer tan joven, pero el hospital ha sido fantástico.”

“Quiero que otras mujeres sean conscientes de cualquier protuberancia en sus senos y que siempre se les eche un vistazo.”

Fuente: dailymail

 

Quizás te interese...

Y tú, ¿qué opinas?

log in

reset password

Back to
log in