Traduce los números con el conversor de números romanos

Este conversor de números romanos te resultará muy útil para traducir números decimales a números romanos y viceversa. Puedes introducir cualquier número entre el 1 y el 4999 para obtener su versión en romano, o entre el I y el MMMMCMXCIX para obtener su versión en decimal.

conversor números romanos

Los números romanos

Los números romanos han acompañado a la historia del antiguo Imperio Romano, desde sus orígenes en los siglos VIII y IX a.C. a su caída en el siglo II d.C. Se desarrollaron para que los romanos pudieran fijar el precio de diferentes bienes y servicios. Fueron ampliamente utilizados en todo el Imperio Romano en la vida cotidiana. Después de la caída del Imperio Romano, siguieron siendo utilizados en toda Europa hasta el 1600.

Enlace patrocinado

Durante la época romana no había unas reglas estandarizadas para usar este tipo de numeración, y por supuesto carecían de un conversor de números romanos que les pudiera dictar cual era la forma correcta de los números, es por eso que se podían encontrar todo tipo de alternativas y excepciones. Fué más tarde, durante la edad media, cuando realmente se decidieron las reglas definitivas para escribir correctamente en números romanos.

A continuación te dejamos un pequeño resumen de estas reglas, pero si realmente te interesa saberlo todo sobre los números romanos te interesará el siguiente link:

Reglas de escritura

Un número menor delante de un número mayor implica sustracción, todo lo demás significa adición. Por ejemplo, IV significa 4, VI ​​significa 6.

Para usar la regla de sustracción únicamente se puede poner un número más pequeño delante de un número más grande. Por ejemplo, IIV no significaría 3 (es decir 5 – 1 – 1), de hecho puede verse claramente que está mal escrito, pues IIV no representa ningún número válido.

Se deben separar las unidades, decenas, centenas, y millares como artículos separados. Eso significa que 99 es XCIX, 90 + 9, pero nunca debe ser escrito como IC. Del mismo modo, 999 no puede ser IM y 1999 no puede ser MIM. Otra manera de verlo es pensar que el número que resta no debe ser menor de una décima parte del valor del número al que se rest, de manera que una X se puede colocar a la izquierda de una C o una L, pero no se puede colocar a la izquierda de una M o una D.

Los símbolos básicos para los números son los siguientes: 

I: Representa el número uno. II el dos, III el tres. Rara vez vemos IIII como 4, ya que su forma oficial es IV, además esta segunda forma tiene la ventaja de que es más corta de escribir.

V: Representa el número 5. IV es el 4, VI ​​es el 6, VII es el 7, VIII es el 8.

X: Representa el número 10. IX es el 9, XI es el 11, etc.

L: Representa el número 50. XL sería 40.

C: Representa el número 100. Una regla mnemotécnica para recordarlo fácilmente es que la primera letra de cien es C.

Enlace patrocinado

D: Representa el número 500.

M: Representa el número 1000.

Los símbolos de L, C, D y M tienen su origen el alfabeto griego.

En algunas ocasiones es posible encontrar un número con una línea sobre el número. El objetivo de dicho signo es multiplicar el número original por 1000. Por ejemplo, un número V con una línea sobre él (V) significa 5000.

Si te ha gustado nuestro conversor de números romanos pero quieres saber con mayor detalle cómo se construyen ciertos números, quizá te interesen nuestras tablas:

Lista de tablas de números romanos

A continuación mostramos una lista con las diferentes tablas de números romanos más buscadas:

Conversiones de números romanos

A continuación mostramos una lista con la solución a varias conversiones de los números romanos más buscados:

 

Quizás te interese...

log in

reset password

Back to
log in