¿Por qué en algunos relojes con números romanos aparece el 4 escrito como IIII?

Si os fijáis en los detalles, habréis notado que algunos relojes con números romanos llevan escrito IIII en vez de IV, para la representación del número 4. La realidad es que es un asunto confuso y al que nunca se ha sabido responder con certeza y probablemente nunca se esclarezca. Te vamos a presentar algunas de la hipótesis más populares, aunque primero vamos a ver el origen de IV.

Relojes con números romanos

El sistema de números romanos, derivado del que empleaban los etruscos, se basaba en el método aditivo. I más I eran II, V más I eran VI, y II más II eran IIII. Al pasar el tiempo decidieron empezar a usar el método sustractivo, mediante este sistema el número anterior resta su cantidad al siguiente. De esta forma, en lugar de escribir 4 como la suma de 2 más 2 (IIII) se escribió como la resta de 5 menos 1 (IV).

Hipótesis sobre la creación de relojes con números romanos

  • Hace mucho tiempo, en el Imperio Romano, Júpiter era el principal dios de la mitología romana y se escribía IVPPITER en Latín. Dudosos de escribir una parte del nombre del padre de los dioses en algo tan mundano como un reloj de sol o un libro de contabilidad, se decidió que la notación IIII sería la favorita. Desde entonces algunos fabricantes habrían continuado la tradición hasta nuestros días.
  • Una de las hipótesis más extendidas y apoyadas por el Instituto Británico de Relojería dice que su motivo es estético. Los cuatro caracteres IIII crean una simetría visual con su opuesto en la esfera, VIII, también cuatro dígitos.
  • Otra hipótesis relacionada con el aspecto visual dice que al usar IIII, los 4 primeros dígitos del reloj empiezan por I, los 4 siguientes por V y la X aparece únicamente en las últimas cuatro posiciones. Proporcionando una simetría en la utilización de los símbolos.
  • El usar IIII también podría haber sido algo útil para los fabricantes de relojes. Si haces un reloj con IIII, debes tener veinte I, cuatro V y cuato X. Eso se puede fabricar con un único molde con cinco I, una V y una X, y al hacer cuatro moldes tendríamos todos los símbolos necesarios para un reloj. Sin embargo con IV, se necesitan diecisiete I, cinco V y cuatro X, requiriendo o moldes mucho más grandes o varios moldes con distintas configuraciones, menos práctico.

¿Fue el capricho de un monarca escribir IIII en números romanos?

Entre las muchísimas historias que relacionan a un monarca con el hecho de que el 4 en los relojes con números romanos se escriba IIII, destacan dos.

Enlace patrocinado
  • La más creíble es la que explica que, en el año 1370, el relojero Henry de Vick recibió el encargo de realizar un reloj que se colocaría en la torre del Palacio Real de Francia (conocido como La Conciergerie o el Palais de la Cité). El rey Carlos V de Francia recriminó al artesano el haber representado el 4 como IV. El relojero señaló que era así como se escribía, pero Carlos V respondió enojado: «El Rey nunca se equivoca» (por algo era apodado El sabio). Por tanto debió continuar el uso del IIII. El reloj fabricado por de Vick continua colocado allí.
  • La otra hipótesis, dice que el Rey Luis XIV de Francia prefería la notación IIII porque no quería que dos letras de su nombre apareciesen en un reloj de sol, así que ordenó a los relojeros para que usasen IV. Es menos creíble, porque esta historia podría repetirse con otros muchos reyes. Además el IIII también era usado en alguna zonas sin ningún rey con IV en su título.

Como ninguna hipótesis ha sido confirmada, puedes quedarte con la que más te guste e incluso desarrollar una hipótesis tu mismo. Quizás tu hipótesis sobre los relojes con números romanos sea la que acabe convirtiéndose en teoría…

Comparte el artículo con tus contactos si te ha gustado!

 

Quizás te interese...

log in

reset password

Back to
log in